Saltear al contenido principal
684 139 196 | 964 371 015 info@arvcarpinteria.com
Ventajas De Tener Un Porche

Ventajas de tener un porche

En ARV queremos que saques el mayor provecho de tu hogar. Por eso, queremos contarte todos los beneficios de tener un porche, ya que ésta es una inversión a largo plazo que te asegurará tener mayor bienestar, comodidad y espacio. Si estás pensando en ampliar tu casa con un techo de exterior, sigue leyendo y entérate de todas las ventajas.

Mayor superficie útil

Un porche es una prolongación de tu vivienda que te permite añadir un espacio extra y unos cuantos metros cuadrados. No solo incrementará esto el valor de tu casa sino que te también permitirá hacer vida en este nuevo espacio de la casa. Un porche es un lugar exterior cómodo y discreto que mantiene tu privacidad ofreciéndote al mismo tiempo una salida al jardín.

Tanto en verano como en invierno

Los porches son una gran inversión, ya que se pueden usar en cualquier época del año, especialmente los porches cerrados, que conservan el calor en invierno. Así, podrás beneficiarte de esa mayor superficie útil tanto en verano como en invierno y para hacer cualquier tipo de actividad que desees. En verano, un porche te proporciona la sombra que necesitas para no pasar demasiado calor al sol y, en invierno, te dará la protección necesaria frente a las precipitaciones y la nieve.

Tanto si llueve como si hace sol

Un porche genera un espacio exterior protegido de la lluvia, ya que cuenta con un techo que reduce la exposición a las inclemencias del tiempo de quienes están en el porche. Sin embargo, seguirás estando en el exterior. Podrás oír la lluvia caer e incluso olerla sin llegar a mojarte, simplemente disfrutando de estar al aire libre. Con un porche, respirarás aire fresco desde tu casa.

Del mismo modo, el techo del porche te protege del sol cuando la radiación es demasiado fuerte. Esto hace que el interior de tu casa esté climatizado, mucho más fresco que si los rayos de sol lo calentaran directamente. Además, te permite disfrutar del buen tiempo desde el exterior de tu casa sin pasar un calor sofocante y sin quemarte por el sol durante las horas más peligrosas del día, es decir, cuando el sol está más alto.

Mejora la estética de tu casa

Un porche no solo es funcional, sino también estético. Sobre todo, si lo sitúas en la parte frontal de la casa, tu porche será lo primero que vean tus invitados, creando una sensación de invitación muy acogedora. Además, puedes jugar con los colores, los materiales y las formas para dar a tu porche un estilo único que haga destacar tu casa por encima de las de tus vecinos.

Un espacio con múltiples usos

Especialmente si tu porche se encuentra en la parte posterior de la vivienda, puedes darle multitud de usos y convertirlo en un rincón más de la casa. Pero, ¿qué usos puedes darle a tu porche?

Un salón adicional

Si quieres utilizar tu porche como un sitio de reunión en familia o un lugar en el que sentarte cómodamente a respirar aire fresco, puedes convertirlo en un salón. Esto es muy útil si tu casa es pequeña, ya que tendrás un salón extra además de la sala de estar del interior y podrás aprovecharlo cuando dos personas quieran ver diferentes programas en la televisión, por ejemplo. Equipa tu porche con un sofá de exterior, un par de sillones, una mesa de café y una televisión y empieza a disfrutar de tu nuevo salón exterior.

Un comedor al aire libre

¿Te gusta invitar a tus amigos y familiares a casa pero nunca tienes suficiente espacio? ¿Quieres organizar una reunión con amigos y ofrecerles un banquete al aire libre? ¿Eres fan de los desayunos al aire libre cuando hace buen tiempo? Un porche es la solución ideal. Disfruta de la brisa exterior poniendo una gran mesa con capacidad para todos tus invitados y algunas sillas. También puedes poner un banco para que quepan más personas y poner una barbacoa en el jardín para organizar unas cenas ideales con tus amigos.

Un espacio de juegos para los niños

A menudo los niños se sienten encerrados en casa cuando llega el verano y no pueden salir solos a la calle en una gran ciudad. Si conviertes el porche en su zona de juegos podrás vigilar que no les pase nada mientras ellos se divierten al aire libre. Además, así lograrás quitar todos los juguetes que tienen tirados por la casa y encontrarás un lugar mucho más cómodo para guardarlos. Despeja tu casa poniendo unos armarios y algunos baúles de juguetes en tu nuevo porche. Pon también una alfombra que permita que los niños jueguen cómodamente y algunos asientos de exterior para los adultos. ¡Será el espacio favorito de tus hijos!

Una zona de descanso

¿Quieres un espacio en el que relajarte después de un largo día de trabajo? Un porche puede convertirse en un espacio de relajación si pones algunas hamacas, tumbonas o un columpio en el que sentarte a disfrutar de la brisa. Podrás utilizar tu porche para leer o para echarte una siesta e incluso puedes añadir una zona para meditar. ¡Tú decides!

¿Todavía no te has decidido? Pregunta a los expertos de ARV y amplía tu casa con una zona útil a la vez que estética. Con un porche podrás disfrutar de un nuevo espacio que puede tener todos los usos que quieras darle… ¡No hay límites a tu imaginación! Contacta con ARV y disfruta todo el año de un porche a medida de tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba